La Orquesta de La Casita de los Pibes

    La Plata, La Plata
Creación de sentidosludicoidentidad

LOS SONIDOS DEL BARRIO

Más que un ensamble musical, la Orquesta busca construir colectivamente nuevos mundos posibles, desde la música y el barrio.

Eduardo Morote, profesor de la orquesta, nos cuenta sobre los inicios y el presente de este proyecto musical y colectivo que se construye en el barrio de Villa Alba, en la ciudad de La Plata.

La Casita de los Pibes es una casa grande, una familia que no se sabe dónde termina, en la que entran todos los pibes y pibas de Villa Alba. Nació en el año 2000 como espacio de participación para les habitantes del barrio y se constituyó en un territorio y espacio de pertenencia para la comunidad. En su historia se desarrollaron actividades culturales, talleres de oficios y emprendimientos productivos. También se han realizado viajes para disfrutar el río, el mar y la sierra. “Crecimos y soñamos con seguir haciéndolo, para seguir encontrándonos, habitantes de nuestro pueblo, en un espacio donde la convocatoria principal sea la participación y el mutuo acompañamiento para encontrar nuestro propio proyecto de vida, en el marco de un proyecto territorial y colectivo. El vínculo es el principal insumo humano de la buena vida”.

La Orquesta de la Casita comenzó a funcionar en septiembre de 2014 como parte de un programa de actividades y talleres que se realizan allí. Forma parte del Programa de Orquestas Andrés Chazarreta de música latinoamericana. El objetivo principal es llevar a los barrios la música e historia latinoamericana, para revalorizar su contexto.

Con un orgánico de fuerte impronta latinoaméricana: charangos, guitarras, percusión latinoamericana, vientos andinos, violines y contrabajos, esta agrupación de 40 chicos y chicas del barrio Villa Alba recorre distintos ritmos y músicas de características autóctonas. Profesores y alumnes se reúnen todas las semanas para avanzar en el camino de la música de forma colectiva. Los días sábados son los días de ensamble y ensayo colectivo con todos los instrumentos.

Además de los clásicos latinoamericanos presentes en su repertorio, la orquesta busca resaltar autores locales, del territorio platense. Por otro lado, en el barrio de Villa Alba conviven comunidades como la paraguaya, boliviana y peruana, repercutiendo en la orquesta y llevando esa mixtura rítmica a cada uno de los ensayos, lo que enriquece aun más la construcción del proyecto. Les chiques no solo aprendieron en la orquesta a tocar instrumentos, sino que hicieron de la música un proyecto de vida.

El grupo y el barrio, todo lo que ambos simbolizan, son la identidad del proyecto musical de La Orquesta de La Casita. El corazón del proyecto está en la posibilidad de construir algo colectivo en tiempo real y en un grupo grande, anclado en el territorio del barrio de Villa Alba. La música es el medio con el que se construye ese corazón. Y si encima es en una orquesta, lo que sucede es algo mágico. Tanto desde la instrumentación como desde el repertorio, el enfoque latinoamericano.

A su vez, la Orquesta se constituyó como un punto importante de referencia y pertenencia en el barrio, la conocen todos sus habitantes. Las familias y amigos de cada participante se involucran en ella participando y colaborando en lo organizativo de los eventos a los que asistimos. La Orquesta ya es parte del territorio y de la dinámica barrial.

Cultura en territorio  SUMATE

¿Querés recibir más información sobre este u otro caso del Atlas de Experiencias? ¿Querés compartir alguna política pública en territorio? Escribinos.