12pm: 12 prendas – 12 meses

    , Colonia Lapin
CuerposCreación de sentidosecología

UN VESTIDO COLOR NATURA

Un proyecto de diseño que investiga, a partir de la acción, la construcción sistémica del vestir, poniendo el foco en la relación cuerpo, material y territorio.

Carla Golbek nos cuenta sobre su innovador proyecto y su proceso creativo desde el corazón de Colonia Lapin.

Estudio el uso de las fibras vegetales y su proceso de teñido natural, en una exploración continua, indagando nuevas maneras de abordarla, probando diferentes materiales vegetales, tanto en textiles como en los baños tintóreos, buscando lograr un proceso de ciclo cerrado, donde todas las fases resulten productivas y beneficiosas para el ambiente y la sociedad.

En este camino, encontré una idea que considero clave para entender que es posible generar un cambio positivo en la relación entorno-especie humana, y es reconsiderar nuestra relación con los materiales que consumimos, que nos hacen falta para el ejercicio de nuestras propias vidas.

La primera etapa comienza por el cuerpo.

El plan se inicia el 31 de diciembre de 2017, día en que se reorganiza el guardarropas para seleccionar sólo 12 prendas a usar durante 12 meses, con el objetivo de resolver un sistema que, a partir de la experimentación individual, funcione para un amplio rango de actividades, priorizando la identidad, versatilidad y comodidad.

Este es un video que documenta ese día:

Los resultados del sistema 12 pm (12 prendas – 12 meses) se reflejan en un funcionamiento eficaz mediante capas y una buena adaptación a diversas actividades relacionadas al cuerpo en movimiento, al cuerpo que trabaja en el entorno natural. Las prendas confeccionadas en materiales vegetales provocan una sensación de bienestar tal, que incentivan fuertemente la curiosidad e investigación de materiales más nobles, como las fibras y pigmentos provenientes de la vegetación disponible en la región.

En cuanto a los impactos positivos de esta primera etapa, se detecta un mejor uso de los recursos, lavados a conciencia con jabones artesanales de ingredientes naturales, y sin uso de lavarropas, lo que disminuye drásticamente el uso de agua, productos químicos y electricidad.

Además, fomenta un consumo responsable, compras inteligentes y comercio justo. Ha despertado el interés de diversas personas, generando debates y retroalimentación, y demanda de prendas propias que cumplan con los mismos principios del sistema 12 pm.

La siguiente etapa nace del interrogante ¿cómo se puede acercar la experiencia 12 pm a la sociedad?

Analizando la relación que se establece entre cuerpo y entorno -natural y material- , se decide hacer foco en la experiencia, y enfatizar los aspectos sociales, ambientales y económicos del sistema, profundizando la búsqueda e iniciando una segunda investigación – acción, basada en el estudio del material, de los procesos y técnicas para la construcción de textiles, realizando procesos experimentales a partir de recursos naturales, desarrollando muestras para compartir en charlas y exposiciones.

Se realizan encuentros durante el año 2019, en sedes universitarias y espacios culturales, contando la experiencia de desarrollo de prendas e investigación sobre tintes naturales de la región del sudoeste bonaerense. Dirigidos a personas interesadas en el arte textil, los oficios, el cuidado del medio ambiente, la agroecología, el consumo responsable, profesionales del diseño y de otras disciplinas.

Estas interacciones generan empatía, identificación con la problemática y con la región, reconocimiento de antiguas técnicas, debate sobre el rol del diseño en la sociedad y en las construcciones de estereotipos, sobre el consumo y la moda, entre otras temáticas. Por otro lado, se hacen visibles los impactos positivos existentes a partir de proyectos situados en territorio.

En consecuencia, la siguiente pregunta que surge es “¿se pueden materializar textiles articulando los ejes social, ambiental y económico de una región?”

En el 2020, se abre camino la tercera y, por ahora, última etapa de investigación acción: dar respuesta desde el territorio.

El objetivo principal es relevar los recursos disponibles: lugar y espacio de acción, actores, materiales y herramientas necesarios para la experimentación de nuevos materiales textiles.

Dada la situación de este año tan particular, se han podido definir los primeros parámetros para trabajar, y otros irán creciendo con el correr del tiempo y de la experiencia.

El lugar y espacio de acción será en Colonia Lapin, lugar donde nací, situada a 30 km de Carhué, ciudad cabecera del partido de Adolfo Alsina, Pcia. de Buenos Aires, Argentina.

Los actores identificados y acciones propuestas en esta etapa:

Comunidad rural de Colonia Lapin, familias residentes, Centro Cultural Lapin, espacios educativos, y ecosistemas: Poner en valor el territorio y la vida rural. Desarrollar jornadas culturales y diversificar propuestas, enriqueciendo las actividades sociales y multidisciplinares de la zona. Señalar el potencial productivo de la colonia, a partir del relevamiento de recursos disponibles.

La Universidad Provincial del Sudoeste (UPSO). Institución donde trabajo como docente e investigadora: Generar debates sobre el rol de la disciplina ampliando la mirada sobre la perspectiva CUERPO/ TERRITORIO / MATERIALIDAD. Desarrollar experiencias prácticas y generar nuevos conocimientos. Diseñar materiales didácticos sistémicos.

Practicantes- estudiantes del oficio textil tintes naturales, costura, telar, tejido, etc.: Debatir acerca de los procesos productivos y visibilizar nuevas formas constructivas. Manifestar la trazabilidad material de una prenda, desde la perspectiva cuerpo / territorio, desarrollando experiencias con tintes naturales y fibras vegetales.

Consumidores / usuaries Indumentaria / Colectivo LGBTIQ+: Deconstruir estereotipos y debatir acerca de los modelos hegemónicos en torno al cuerpo y la indumentaria.

Los caminos posibles y retroalimentados por las etapas anteriores son:

La continuidad de las charlas- exhibiciones sobre el indumento y su materialidad, visibilizando procesos con trazabilidad cultural, destinadas a la región del sudoeste bonaerense.

El desarrollo de un jardín tintóreo, comestible y medicinal con fines pedagógicos.

La organización del trabajo colectivo para la recolección de fibras, tintes naturales y posterior desarrollo de nuevos materiales, con una paleta y textura propias del territorio bonaerense.

Entonces,
Hasta luego.

Cultura en territorio  SUMATE

¿Querés recibir más información sobre este u otro caso del Atlas de Experiencias? ¿Querés compartir alguna política pública en territorio? Escribinos.