Coneja China

Desde que tiene un iPod shuffle, La Coneja pedía permiso y ponía música en las fiestas a las que la invitaban. 
En el 2017, y después de hacerse conocida por ser una empresaria exitosa de la moda, y aprovechando la convocatoria que logró por las redes sociales, comenzó a musicalizar bares con sus amigxs, de ahí, a alguna que otra  fiesta, y de ahí, a los festivales. El resto es historia.